30 de Abril

Bien sé que mis suspiros y mis lágrimas sinceras destellan ante ti placenteros encantos. Los serafines forman en el cielo tu corte,¡con todo tu te humillas, mendigando mi amor fiel….!Quieres mi corazón, Jesús, yo te lo entrego y todos mis deseos los pongos entre tus manos. ¡Oh, mi Esposo, mi Rey, que solo ame por ti, en la tierra y en el cielo, a todos cuantos amo!

¿Amo a muchas personas? ¿Se dejar mi orgullo de lado y poner todos mis deseos en las manos de Dios?

29 de Abril

Tu corazón que cuida y salva la inocencia, ¡no podría frustrar mi filial confianza! De que iré al cielo a verte tras este breve exilio, en ti, Señor, mantengo segura mi esperanza….Cuando en mi corazón estalla la tormenta, a tu rostro, Jesús, levanto la mirada, y en tus ojos yo leo tu gran misericordia: “Por ti, hija, si el cielo no existiera, ¡lo crearía!”

¿En qué momentos de mi vida pude abandonarme al Señor…y NO me defraudo? Mi experiencia puede ser el testimonio que cambie la vida de mi hermano, aumente la confianza, acreciente la esperanza que Cristo NO falla!!!!

28 de Abril

Solamente a ti, Jesús, estoy atada; me refugio en tu brazos y me siento a cubierto, deseo así luchar como un valiente soldado; quiero amarte, Jesús, como un niño cariñoso. Yo deseo, Señor, colmarte de caricias como un niño mimoso, experto en halagos, y en la dura tarea del santo apostolado ¡lanzarme al combate como un bravo guerrero…!

¿Ya te decidiste a luchar en la batalla por el amor de Cristo, llevarlo a los demás en el día a día …como un bravo guerrero? SUMATE!!!!

27 de Abril

Tú supiste crear el corazón de madre, ¡entre todos los padres yo encuentro en ti al más tierno!, y tu corazón me es aún más que maternal, Jesús, mi único amor, Verbo eterno del Padre. A mí en todo momento me sigues y me guardas, y así, cuando te llamo, te tengo siempre cerca. Si a veces pareces escondido en silencio, tú mismo me estimulas para ir a tu encuentro.

Busca un momento de intimidad con Cristo. Mira en lo profundo de tu corazón…y encontrarás, en silencio, a Jesús esperándote !!!!

26 de Abril

Mi corazón ardiente quiere darse sin tregua, siente necesidad de mostrar su ternura. Mas ¿quién puede comprender mi amor, que corazón podrá corresponder a mi entrega profunda….? Pero esa recompensa yo la reclamo en vano; Jesús, tu solo puedes saciar mi alma. Nada sobre la tierra logra fascinarme, la verdadera dicha no se encuentra aquí nunca…..Mi única paz, mi único amor, mi única dicha, Señor, eres tú.

¿Rezo y ofrezco a Dios el corazón de la persona a quién amo?
¿Le dejo a Jesús un lugar preferencial en mi corazón?