Faltan 308 Días para Navidad
Sabado Santo PDF Imprimir E-Mail
Sabado Santo 

Día de silencio y espera.

 Nuestros corazones saben que el grano de trigo enterrado, dará mucho fruto.
Sabemos que él vendrá por nosotros. Por ti. Por mi.
Te lo prometió.

"Pasamos de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos".

1 Jn. 3,14

Sabado Santo

El cuerpo de Jesús está en el sepulcro.

Los amigos y discípulos de Jesús estaban reunidos junto a la Virgen María para com­partir su dolor.

Durante este día los cristianos esperamos en oración la Resurrección de Jesús.

Por la fe, creemos que todo no termina con la muerte. No nos quedamos mirando la tumba, sino que sabemos que esta noche celebrare­mos la Resurección.

Una forma de expresar nuestras ganas de resucitar con Jesús es acercarnos al sacramento de la Confesión.

Vamos a rezar:

* Piensa que Dios está junto a ti que te ama y que te está escuchando.

* Leé cada oración lentamente y al final de cada frase haz un poco de silencio.

* Las oraciones son sólo una ayuda, rezále a Dios con las palabras que salgan de tu corazón.

Señor, Tu eres mi Dios y mi Salvador, en Ti confío. Aumentá mi fe.

Señor te pedimos que tengas junto a Ti a nuestros queridos difuntos que murieron con la esperanza de Resucitar junto a Ti en el Cielo.

Señor, ayudanos a no desanimarnos por las situaciones de violencia e injusticia que vivimos todos los días. Danos la esperanza de que el bien triunfa al final.

Virgen María, Madre la esperanza,

hoy te rezo con más confianza que nunca,

para pedirte que me acompañes

y me cuides.

Hay mucha miseria entre nosotros:

Falta el pan en muchas casas,

Falta el amor en muchos corazones,

Falta la fe en muchas personas.

Caminá junto a nosotros compartiendo nuestras angustias y esperanzas.

Señora del silencio y de la Cruz,

Ayudános a creer que nuestra tristeza,

por la Resurrección de Jesús,

se convertirá en alegría.

Ayudanos a creer que la paz y el amor son posibles, a pesar del odio y la violencia.

Danos un corazón confiado para creer que la Cruz conduce a la Resurrección.

Que el grano de trigo

que cae en la tierra y muere,

resucita hecho planta y da mucho fruto.

Santa María de la Esperanza,

Ruega por nosotros.

 

Comparte junto a nosotros el Via Crucis con los comentarios de Teresita desde aqui

Via Crucis

 

 
< Anterior   Siguiente >




Advertisement Advertisement Advertisement

 

        


Copyright ® 2006-2013 LluviadeRosas.com