Inicio arrow Santa Teresita arrow La hija de Luis y de Celia arrow ¡Este extraño matrimonio feliz!

Galería Imagenes


01b_thumb.jpg





Ultimos Comentarios

ORACION A SANTA TERESITA
Teresita concedeme que me vaya muy bien mañana con mi Jefa e...
20/02/18 02:33 Leer más...
Escrito por tere m

Cuarto día
gracias JESUS Y MARIA TE DOY GRACIAS POR TODO TE PIDO QUE N...
20/02/18 01:04 Leer más...
Escrito por LIZ

Primer día
Prestamo
Hola a todos, Soy un prestamista privado, ofrezco un prés...
19/02/18 20:51 Leer más...
Escrito por Angga

Lluvia de Rosas es y seguirá siendo gratuito para todo el mundo, y es por ello que necesitamos de su ayuda para seguir creciendo como instrumento de propagación de la fe católica a través de Internet:






¡Este extraño matrimonio feliz! PDF Imprimir E-Mail

Emocionado, el jueves 24 de junio de 1874, en el jardín de la calle de San Blas, Luis son­ríe recordando... En efecto, Celia era otra co­sa. Lo había comprobado desde el primer en­cuentro organizado: con Celia no se equivoca­ría. Mujer enérgica, de corazón transparente, de espíritu práctico y activa, es profundamen­te cristiana.

Característico de su alma religiosa y de su deseo de abnegación activa para con los pobres: un día (tenía entonces dieciocho o dieci­nueve años) había pedido poder entrar en las Hijas de la Caridad, las hermanas de San Vi­cente de Paul que, en el Hótel- Dieu de Alençon, consagran su vida al Señor sirviendo a los enfermos hospitalizados. La superiora no le reconoce que tenga vocación. Celia no in­siste más y comprende que su vocación será la de llegar a ser madre de hijos que, si Dios lo quiere, se consagrarán a él. Más tarde, en su correspondencia se podrá leer más de una vez el deseo de tener un "santo" entre sus hijos, y por supuesto un sacerdote misionero.

El 13 de julio de 1858, en la iglesia de Nuestra Señora, a medianoche (como solía ha­cer con mucha frecuencia), Luis Martin, de treinta y cinco años, y Celia Guérin, que tiene veinticinco, se dan ante Dios su sí recíproco. Intercambian su promesa de fidelidad, cuyo símbolo es el anillo, y sus corazones con la primera mirada de casados.

Hoy, parecería esto tan inverosímil... Era, sin embargo, el caso de muchas mujeres de aquella época, en la que la sexualidad estaba casi siempre rodeada de un mutismo total: Ce­lia, de corazón escrupulosamente puro, aun­que deseaba ser madre, no conocía las realida­des del matrimonio...

Grave choque emocional cuando se entera. Luis se comporta con tacto exquisito. De co­mún acuerdo y candorosamente, los casados deciden vivir como hermano y hermana, en unión de corazones y de oración, la comuni­dad de bienes. ¿No habían soñado los dos en otro tiempo en la vida consagrada? Sin em­bargo, no buscan la facilidad de una vida tran­quila, pues muy pronto acogen en su casa de la calle del Puente Nuevo un niño de una fa­milia muy pobre. Después de diez meses -tiempo para pensarlo suficientemente-, y habiendo hablado de nuevo sobre el particular con un sacerdote, deciden tener muchos hijos: serán nueve.

Lo comprendemos difícilmente. Es tan ingenuo y bello a la vez... Por una parte, ¿dónde está la lógica del matrimonio contraído por Celia tan sin preparación? Por otra, ¡qué res­peto por el corazón y el cuerpo de Luis, qué fuerza de espíritu en la espera y la renuncia! Fijos los ojos en Dios, quieren consagrase a él; será volviendo a escuchar al Señor como to­marán la decisión de tener muchos hijos. Te­resa, la novena, percibirá la dimensión de la Providencia que ha dirigido su nacimiento: "Fue él quien la hizo nacer en una tierra santa e impregnada de virginal perfume" (A 3v).


 

Escribir Comentario
  • Por favor, mantenga el tópico de los mensajes en relevancia con el tema del artículo.
  • No utilice los comentarios para promociones y/o publicidad, ese tipo de mensajes serán removidos.
  • Solo Ingrese nombres, NO INCLUYA APELLIDOS, ni ningun otro tipo de dato personal dentro de los comentarios, NO UTILICE lenguaje inapropiado, evitelo ya que de ser así, el comentario ingresado será quitado.
Nombre:
E-mail
Título:
Comentario:

Código:* Code




  Comentarios (2)
 1 Señor protege e inspira a las familias
Escrito por teresita, el 02-05-2012 08:34
¡¡Hermoso un amor asi . puro, verdadero,emociona y motiva a encontrar la verdadera esencia del matrimonio .Santa Teresita ya fue bendita y pura desde sus padres .que el Señor mediante Santa Teresita y sus santos padres inspire a los novios y esposos de hoy y proteja a las familias .
 2 Gracias Padre¡¡¡
Escrito por perla veronica, el 14-05-2010 00:00
Siendo humanos, los padres de santa teresita del niño jesús son tan nobles y humildes por lo que la union de esos 2 corazones tan puros dan a luz una nueva vida llena de esplendor y fragancia como lo es nuestra florecita teresita, candorosa y fragante...que bendiciones Dios mio, nos tenias deparadas al nacer teresita...Gracias Padre por este regalo celestial¡¡
 
< Anterior   Siguiente >




Advertisement Advertisement Advertisement

 

        


Copyright ® 2006-2013 LluviadeRosas.com