Inicio arrow Santa Teresita arrow La hija de Luis y de Celia arrow La campesina de Semallé

Galería Imagenes


13.jpg





Ultimos Comentarios

Septimo día
JESÚS Y MARÍA TE PIDO POR LO MISMO DE SIEMPRE Y QUE ROBERTIT...
20/01/18 23:47 Leer más...
Escrito por Liz

Septimo día
JESÚS Y MARÍA TE PIDO POR LO MISMO DE SIEMPRE Y QUE ROBERTIT...
20/01/18 23:47 Leer más...
Escrito por Liz

Noveno día
Acción de gracias y suplica
Terminó la novena, Santa Teresita, confió en tu piadosa inte...
20/01/18 18:39 Leer más...
Escrito por Connie

Lluvia de Rosas es y seguirá siendo gratuito para todo el mundo, y es por ello que necesitamos de su ayuda para seguir creciendo como instrumento de propagación de la fe católica a través de Internet:






La campesina de Semallé PDF Imprimir E-Mail

Durante más de un año, Teresa, que se re­pone lentamente mientras sigue siendo sensi­ble a los catarros, vivirá en el campo, en la hu­milde casita de Moisés y de Rosalía Taillé jun­to con los cuatro hijos del matrimonio (Euge­nio es el "hermano de leche" de Teresa), la va­ca "Rosa" y las gallinas. Una primavera, un verano, un otoño, un invierno, un comienzo de primavera... Alegría familiar, gritos de niños, cantos de pájaros y del viento, vista y olor de frutos, flores, hierbas y animales, paseos cor­tos a la iglesia parroquial en los brazos de Rosa. En verano, la pequeña "Martin-Taillé", tostada por el sol, es llevada en carretilla por los campos, subida en los haces de heno. In­cluso se la monta en el lomo de la "Rosa".

La mayor parte de estos detalles se nos su­gieren por la correspondencia de Celia, la ma­má a distancia, que visita a su pequeña apro­ximadamente cada quince días, el corazón lle­no de mil ideas y sentimientos ("he sufrido ya mucho en mi vida", dice Celia después de la marcha de Teresa, CF 90). Otras veces es Ro­sa quien lleva la niña a Alençon con ocasión del mercado semanal en el que ella vende sus productos.

Lo mismo que Teresa ha debido sentir pro­fundamente el que la arrancaran de la casa na­tal, de su mamá, de su papá, de sus hermani­tas, está fuertemente atada a "Rosita", a quien sin duda llama "mamá", como los otros niños. Testigo de esto son los pasajes de la corres­pondencia con frecuencia encantadora de Ce­lia.

"Ayer domingo, vimos a Teresita. No la esperábamos; la nodriza llegó con sus cuatro hijos. Nos puso la niña en brazos y se marchó en seguida a misa. Sí, pero la pequeña no que­ría esto, gritó hasta agotarse. Toda la casa es­taba desconcertada; tuve que mandar a Luisa [la criada de casa] a que dijera a la nodriza que volviera rápidamente después de la misa (...) La nodriza dejó la misa a la mitad y acudió, yo estaba enfadada, la pequeña no dejaba de gri­tar. Al fin, se consoló al instante; está muy fuerte, todo el mundo está sorprendido" (CF 99 - Teresa tiene cuatro meses).

"Iremos del lunes en ocho días, en coche, a ver a Teresita; ahora está muy fuerte. La vi el jueves pasado, la trajo la nodriza, pero no quiere quedarse con nosotros y lanza gritos agudos cuando no ve a su nodriza. Así que Luisa ha tenido que llevarla al mercado donde Rosita estaba vendiendo su mantequilla, no hay modo de mantenerla aquí. En cuanto vio a su nodriza, la miró riéndose, luego se calló; se quedó con ella, vendiendo mantequilla con to­das las demás mujeres, hasta el mediodía" (CF 102 -Teresa tiene casi seis meses).

Teresa llega a convertirse en una campesina y tiene sus mismos gustos. Esta es la reacción cuando, a sus once meses, pasa algunas horas en su casa, en la ciudad.

"La pequeña no que­ría ni mirar a Luisa ni ir con ella, yo estaba muy molesta; me llegaban obreras a cada mo­mento, se la iba dando a una tras otra. 1,e gus­taba verlas, incluso más gustosa que a mí, y las besaba repetidas veces. Mujeres de campo, vestidas como su nodriza, es la gente que ella necesita. La señora T. llegó cuando una obre­ra la tenía cogida. En cuanto la vi, le dije: 'Va­mos a ver si el bebé quiere irse contigo'. Ella, sorprendida, me responde: `¿Por qué no? - Bueno, inténtelo'... Tendió los brazos a la pe­queña, pero se escondió dando gritos más altos, como si se la hubiera quemado. No quería más que la mirase la señora T. Nos hemos re­ído mucho de esto; en fin, tiene miedo de la gente que viste a la moda" (CF 112).

"Reflexiono -escribe mamá- e intento sa­car partido; todo el día te tengo en el pensa­miento; me digo: `En este momento él está ha­ciendo tal cosa'. Estoy impaciente por estar a tu lado; te quiero con todo mi corazón, y veo que mi afecto aumenta por la privación que experimento de tu presencia; me será imposi­ble vivir separada de ti" (CF 108).

No es a Teresa, sino a "su querido Luis", a quien se dirige aquí, desde Lisieux, donde vi­sita a su hermano Isidoro y a su cuñada, cuan­do Teresa está en Semallé. Luis es el "hombre santo" con quien ella es "siempre muy feliz": le "hace la vida muy dulce", es un marido co­mo se lo "desea igual a todas las mujeres". De esta confesión, a los cuatro años y medio de vida de casados (L 1), no cambió nada once años después, si no es su voluntad de "llegar a ser santa: no será fácil, hay mucho que des­bastar y la madera es dura como una piedra" (CF 110).

Luis "está impaciente por tener a Teresita en casa" (CF 114). Por segunda vez, a la hija se la espera intensamente. Celia ve todo azul y blanco, como para un nuevo nacimiento y un nuevo bautismo.

"Ya le tengo preparado un vestido azul cielo, con unos zapatitos azules, una cinta azul y una graciosa capa blanca; se­rá encantador. "Por anticipado me alegro de vestir a esta muñeca" (CF 115). Teresa vuelve definitivamente a casa el 2 de abril de 1874: "niña encantadora", "muy dulce y muy avan­zada para su edad" (CF 116), "me admira su boquita" (CF 117).


 

Escribir Comentario
  • Por favor, mantenga el tópico de los mensajes en relevancia con el tema del artículo.
  • No utilice los comentarios para promociones y/o publicidad, ese tipo de mensajes serán removidos.
  • Solo Ingrese nombres, NO INCLUYA APELLIDOS, ni ningun otro tipo de dato personal dentro de los comentarios, NO UTILICE lenguaje inapropiado, evitelo ya que de ser así, el comentario ingresado será quitado.
Nombre:
E-mail
Título:
Comentario:

Código:* Code




  Sea el primero en comentar este artículo
 
< Anterior   Siguiente >




Advertisement Advertisement Advertisement

 

        


Copyright ® 2006-2013 LluviadeRosas.com